Modelo con Implante de Titanio

Implantes y Prótesis Dentales

Implantes y prótesis dentales son dos tratamientos muy diferentes que unidos son la combinación más eficaz para recuperar todas tus piezas dentales.

Cada uno cumple una función muy diferente… el implante, sustituye la raíz de tu pieza perdida y hace de soporte para el implante, que es el encargado de imitar a la perfección tu dentadura. 

Si quieres saber más detalles sobre esta técnica, sigue leyendo. 

Primera visita gratuita

¿Quieres que revisemos tu caso?

La primera cita es totalmente gratuíta. En ella valoraremos tu caso de manera personalizada y podremos ofrecerte un diagnostico y presupuesto a tu medida. 

El Implante Dental

¿Que es y que hace?

De manera resumida, un implante es un “tornillo” que se inserta en nuestro hueso para posteriormente, sobre él, colocar la prótesis necesaria.

Hoy en día el material empleado para los implantes es el el titanio ya que es un material que permite la “oseointegración”, es decir, es un material que se une a nuestro propio hueso de una manera natural.

Para que un paciente pueda colocarse un implante, es necesario que cuente con una buena salud y el estado de su hueso deberá de ser lo suficientemente sólido como para soportar el implante con garantías. 
Si por algún motivo, el estado del hueso del paciente no es óptimo, existente técnicas de regeneración ósea que tras un período de tiempo permitirían continuar con el tratamiento. 

En nuestras instalaciones contamos con la Doctora Ana de la Sierra, la cual es la encargada de todos los tratamientos relacionados con implantogología de la clínica, por lo que tendrás la tranquilidad de estar siendo atendido o atendida durante todo el tratamiento por la misma persona, garantizando así el éxito del proceso. 

Que ventajas aporta el Implante Dental

El implante detal aporta una solución definitiva para recuperar las piezas dentales perdidas. 

Gracias a la fijación permanente de este sistema, podemos emplearlos en todos las tres variantes principales de falta de piezas dentales: 

Dependiendo de cada caso se emplan diferentes técnicas de las cuales hablamos en este apartado (apartado de protesis)

Falta de una sola pieza dental: 

Es la solución ideal cuando tenemos la falta de una pieza entre otras dos que se encuentran en buen estado.

El implante se inserta entre las piezas sanas sin dañar lo más mínimo las piezas dentales adyacentes.

Modelo de implante para recuperar una pieza dental.
Falta de varias piezas dentales: 

Si se da la falta de dos o más piezas consecutivas empleamos los llamados puentes dentales, los cuales se sujetan a dos o más implantes pero sin tener la necesidad de colocar un implante en cada hueco.

Modelo de implante para recuperar varias piezas dentales.
Falta de todas las piezas dentales: 

En este caso se coloca una dentadura completa soportada por implantes dentales colocados a lo largo e toda la mandíbula.
Esta solución ofrece un resultado excelente ya que fija completamente la dentadura a la mandíbula evitando todas las molestias al usuario. 

Modelo de implante para recuperar todas las piezas dentales

Nuestro equipo de profesionales es fijo y estarán a tu disposición, antes, durante y después de tu tratamiento. Siempre tratarás con las misma persona.

Las prótesis dentales son las sustitutas de nuestros dientes. Hoy en día disponemos de unos sistemas que, a diferencia de los empleados hace años, ofrecen resultados comparables a nuestra dentadura propia. 

En el mercado existen diferentes soluciones aplicables a cada caso, sistemas que permiten el mejor resultado, tanto estético como funcional. 

Las Prótesis pueden ser empleadas para resolver casos en los que falta una pieza dental, varias o incluso todas por lo que la polivalencia de estas es muy alta. 
Además existen diferentes materiales para su construcción, usándose principalmente las coronas de metal-porcelana (buen resultado pero estética mejorable) y las de zirconio (acabado y funcionalidad excepcional).

Tipos de Prótesis

Las prótesis se clasifican según la sujección que tenga y cada una tiene unas características totalmente diferentes. 

Hablemos de ellas. 

Prótesis Removibles: 

Este tipo de prótesis está practivamente en desuso, empleándose unicamente en aquellos casos en los que no puede aplicarse al paciente un sistema sujeto por implantes debido al mal estado del hueso de la mandíbula. 

Existen dos tipos, la parcial, la cual se sujeta a los dientes adyacentes y la total que apoya sobre la mucosa y el paladar. 
Generalmente este tipo de prótesis genera molestias al usuario debido a que no están fijas. 

Prótesis Fijas: 

Es el tipo más empleado hoy en día ya que ofrecen excelentes resultados y reúnen todas las ventajas que el paciente necesita. 
Se pueden emplear cuando falta una pieza, unas pocas o todas, por lo que resuelven multitud de situaciones. 
Visualmente parecen reales. Funcionalmente son como nuestros propios dientes. Su mantenimiento es, ni mas ni menos, el mismo que les daríamos a nuestros dientes naturales. 

Los tipos más importantes son: 

Prótesis Fija Sobre Dentadura:

Esta es la Solución empleada cuando el paciente tiene piezas dentales y son estas las que hacen de soporte a la prótesis. 
Los dientes serán tallados y la prótesis se fijará a ellos empleando un sistema “adhesivo”. 
Ofrecen unos resultados muy buenos y tienen el inconveniente de que las piezas dentales tienen que ser fuertes ya que estas serán las que seguirán soportando todo el esfuerzo. 

Prótesis Fija Sobre Implantes: 

En este caso la Prótesis se fija sobre implantes de Titanio por lo que es el sistema recomendado en los casos en los que no tenemos un soporte firme para la prótesis. 
El número de implantes variará en función del trabajo a realizar y siempre será analizado al detalle para lograr el resultado esperado. 

Cada problema tiene una solución personalizada y nuestros odontólogos estarán siempre a tu disposición para resolver tus dudas.

Recuperar tu dentadura es un tratamiento que pese a ser habitual es complejo, por lo que no está de más detallar los pasos a seguir. 

En primer lugar, el paciente deberá de realizarse una serie de pruebas para poder analizar el estado de su mandíbula y así poder determinar la viabilidad del tratamiento y la planificación del mismo. 

Tras tener amarrados todos los cabos, el paciente será sometido a una pequeña intervención, en la que se emplea anestesia local. En esta se inserta el o los implantes en el lugar definido por nuestra implantóloga Ana de la Sierra.

Tras la intervención, tenemos que dejar un período, normalmente de unos tres meses para que el implante quede fijado al hueso de manera natural (la oseointegración que se comentó arriba). Durante este tiempo, el paciente deberá acudir a revisiones en la clínica para controlar que el proceso se está desarrollando según lo previsto. 

Una vez nuestra doctora da por finalizado el proceso de curación, el paciente está listo para pasar al siguiente punto del tratamiento, que será la colocación de las prótesis necesarias. 

En este momento entra en juego la doctora Laura Escuer, nuestra especialista en Rehabilitación y estética dental. 

El primer paso que esta lleva a acabo es la toma de medidas definitivas para la prótesis con lo que garantizamos el perfecto acople implante/prótesis. 
Por último se procede a la colocación de esta de la manera que cada caso aconseje y ta sólo nos queda veros sonreír. 

Una vez acabado el tratamiento es aconsejable que el paciente acuda regularmente a revisiones para controlar que todo es correcto y garantizar así la satisfacción máxima de cada paciente. 

Por supuesto, durante todo el proceso el equipo de auxiliares de la clínica estará contigo para todo lo que necesites. 

Si quieres conocer al equipo de la clínica puedes hacerlo haciendo Clic Aquí

En clínica Thuiller ponemos a tu disposición nuestro equipo humano y técnico para que volver a sonreír sea un juego de niños.

Hemos Recibido tu Solicitud

En breve contactaremos contigo